Presentación Dossier N°6. Probidad y ética en el Chile de hoy

Share

La última encuesta publicada por el Centro de Estudios Públicos mostró, a través de cifras lapidarias, la poca confianza de los chilenos en las instituciones que gobiernan sus destinos. Los partidos políticos, el Congreso y el gobierno son vistos como las entidades con mayor corrupción; el 80% de los encuestados cree que las AFP abusan y el 73% cree que también lo hacen las isapres.

Los distintos escándalos de corrupción en instituciones que hasta hace no mucho gozaban de enorme respeto ciudadano, como Carabineros, y las reiteradas denuncias e investigaciones por financiamiento ilegal de la política, tráfico de influencias y favores políticos en diversas entidades, así como la detección de colusión en los mercados, han mermado la confianza de los chilenos. Pero el problema no son sólo las exorbitantes cifras defraudadas, sino que ellas hacen que persista un clima, un mal gusto en la boca que no sólo tiene que ver con millones de pesos o cargos arbitrariamente asignados, sino sobre todo con la sensación de que todos los límites son traspasables y que la ética es hoy una cuestión transable en cualquier mercado.

En esta edición, connotados personajes asumieron el desafío de ir más allá de la contingencia y las denuncias para interrogarse sobre ética, falta de probidad y la necesidad de implementar medidas concretas que frenen la debacle.

María Olivia Mönckeberg, Fernando Atria y Roberto Aceituno se reunieron en una mesa de conversación que abordó, desde sus distintas disciplinas, las preocupaciones en torno a una sociedad que ha perdido el respeto por la ética con una mirada profunda, estructural, que pocas veces caracteriza la discusión mediática sobre estos temas. Desde la filosofía, María José López llama a no temerle a las épocas de tumulto y división y a comprender que seguimos siendo parte de un cuerpo político. Por su parte, Fernando Lolas levanta la discusión sobre una perspectiva bioética necesaria para pensar las políticas públicas relativas a la vejez, la que permitiría acrecentar la justicia social. Desde España, Joan Melé, uno de los principales promotores del concepto de banca ética, reclama para la ciudadanía un rol activo y empoderado de las decisiones financieras de las instituciones bancarias. Finalmente, Andrea Repetto, miembro de la Comisión Engel, comparte algunas de las medidas emanadas de esa instancia, que buscan recuperar la confianza de la ciudadanía en las instituciones y organizaciones que sustentan la democracia.

Related Posts