El presente de la bodega de destilados más antigua del país

Share

Corría 1842 cuando la sociedad capitalina veía emerger en los campos experimentales de la Quinta Normal de Agricultura la afamada destilería Licores Quinta Normal.

Reconocida como la bodega de destilados más antigua del país y la única vigente en Santiago, este espacio de elaboración de bebidas alcohólicas ha sido administrado desde 1927 por la Universidad de Chile, a través de la Facultad de Ciencias Agronómicas, manteniendo una popular tradición de licores dulces y aguardientes envejecidos. Brandies de más de diez años de guarda; brebajes macerados de frutas naturales en aguardientes de alta calidad, como el Orañac (licor de naranja), el Morañac (licor de mora), el Nogado (licor de nuez), entre otros; y aguardientes obtenidas de la destilación de vinos elaborados a partir de uvas aromáticas como Moscatel y Torontel (que debido a su producción fuera de la III y IV región pierden su denominación de pisco); son sólo algunos de los destilados que hoy se siguen produciendo bajo el etiquetado de Licores Quinta Normal.

La emblemática destilería permaneció hasta 1960 en los campos de experimentación. Por esos años, reservas y maquinarias fueron trasladadas a la Hacienda Rinconada de Maipú, donde hoy se mantiene como Bodega de la Facultad de Ciencias Agronómicas. Un edificio de tres pisos, diseñado para el trabajo por gravedad, y alrededor de 27 hectáreas de viñedos han permitido continuar esta historia, con un propósito particular en la docencia, la investigación vitivinícola y enológica, y la tradición.

“Nuestros destilados tienen una calidad sobresaliente, ya que están hechos de productos naturales orgánicos. Todas las aguardientes que se envejecen van en barricas de roble francés y otras en maderas de encina que se caracterizan por ser muy ricas en taninos, lo que le da sabores y aromas especiales a los alcoholes, además de ser muy porosas, lo que permite que los licores capten muy bien todas estas características”, cuenta Santiago Simonet, jefe enólogo de la Bodega

 

Por María Jesús Ibáñez

Fotos: Felipe Poga

 

pp04-galeria02 pp04-galeria03 pp04-galeria01 pp04-galeria07 pp04-galeria08 pp04-galeria05 pp04-galeria04

 

Posts Relacionados

Palabra Pública en las redes sociales